martes, enero 04, 2005

los reyes majos

No sé quien decía aquello de que quién da mucho recibe más. No sé si será en cantidad o en calidad, porque aún sigo esperando a que llegue mi ración. Quizá sea por lo que decía Manolo Manquiña en Año Mariano, que hayan asesinado a los Reyes Magos y los hayan sustituido por unos fantoches.

Esta opción es bastante plausible. Y si no, sólo hace falta echar un vistazo. Antes los Reyes Magos lo movían todo, y ahora... si hasta compran en el Media Markt como el gordito zumbón que lo he oido yo en la radio.

Perdonenme, pero yo que he crecido pensando en la magia de los reyes, y que hasta he sido Rey Melchor por un par de tardes en una obra de teatro y dando regalos a los niños, me toca mucho los mismisimos que venga un gordo barrigudo de wisconsin disfrazado de bote de coca cola (con el respeto el gusto y el placer que me da la coca cola) a tirarnos por tierra los recuerdos y las tradiciones.

Pero claro, parece que hasta esa es una guerra perdida. El gordito del Media Markt viene antes, hay más tiempo para disfrutar, e incluso para los jefes de la magía y la ilusión les sale más rentable. Con el gordito sólo tienen que pagar a uno y los renos. Con los otros son tres bocas, más los camellos y los pajes. Que los elfos del gordito ya se sabe que sobreviven a base de lembas.

No sé si será por eso o porqué, pero cada año los Reyes son más tristes, quizá es que la Revolución anda cerca, y la monarquía se va acabar, como el frotar, pero esa puede que sea otra historia.

Una canción: Domingos en el cielo (Rosana)