martes, noviembre 15, 2005

Abueletes fashion

El otro día tuve un sueño, y no es que me haya convertido en Martin Luther King. De repente estabamos en el 2045, y los jovenes de hoy se habían convertido en viejecitos adorables, con implantes de titanio, con algunos fans de la era retro llevando garrota.

Y allí estaban las Jennys, las Sheilas, las Vannes con sus piercings y sus arrugas, con esas motas doradas y plateadas sobresaliendo entre sus arrugas, y los Raules, los Pablos dejandose crestas alrededor de las patillas, justo el único sitio donde les queda pelo, las cejas hiperpobladas con las rayitas esas...

Y me desperte sobresaltado, envuelto en sudores fríos...

Que miedo.