martes, octubre 07, 2014

Yo soy Groot

Nos faltan dos pelis por reseñar de las vistas en verano, y aquí está la primera, la película del verano, Los Guardianes de la Galaxía. Una peli de aventuras y acción basada en una serie de comics y con un trailer espectacular



Empezamos fuerte diciendo que es la peli del año, y no ya por ser una de Marvel, franquicia nueva con pinta de sustituir otras más clásicas, ni por ser supuestamente el Star Wars de esta generación (yo también quiero de esa droga, debe ser la misma que le enchufan a Lucy en la peli que nos falta por conocer). Guardianes de la Galaxía es una película con mayúsculas, con ritmo, con temática, con ese maniqueísmo de buenos y malos parcialmente diluido y con un apunte nostálgico enorme. 
Guardianes de la Galaxia transcurre con el ritmo de las pelis de finales de los ochenta, principios de los noventa, con música ochentera gracias a StarLord, sensacional ese Hooked on a feeling, y quizá sea por ahí por donde adolece de esa falta de algo, como esos estudiantes que rozan el sobresaliente pero tienen mínimas carencias que le impiden ascender de categoría. Quizá en las secuelas, oh sorpresa, se amplíen las posibilidades de un universo genial, con la inclusión de un villano carismático que conquiste la galaxia y los corazones de los fans.
Mención especial al coleccionista, ese Benicio del Toro que atesora en su museo una escandalosa y fantástica colección de frikadas y referencias a todas esas cosas que te deberían gustar y que si no te gustan o eres mi mujer o has llegado aquí por casualidad (hola nuevo amigo). Como muestra ese huevo de pascua postcreditos ;)
La segunda mención especial es para Dave Bautista, el amigo Drax, para los que le conocemos de cosas como la del vídeo que hay abajo, nunca habríamos apostado por sus dotes interpretativas.


Película fantástica y de la que estoy ya a la espera de secuela para años próximos.

En IMDB le ponen un 8,5 y yo estoy de acuerdo, asi que a bailar.