lunes, diciembre 06, 2004

Palabras, son solo palabras

Ocurre a veces que cuando no tienes la posibilidad de escribir en el momento lo que deseas plasmar en palabras, al rato no recuerdas ni el concepto, ni algunas de las frases que fluyen por tu cabeza. Ocurre también que aunque a veces si recuerdas el concepto de lo que querías expresar, no te acuerdas de los terminos, ni de las situaciones que te llevaron a ella.

En el fondo, todo se reduce a palabras. Algunas dolorosas, algunas amables, pero siempre palabras. Las usas para todo, para hablar de amor, para maldecir, para expresarte, para satisfacer tus necesidades, para escapar...

Lo peor y lo mejor que tienen las palabras es su componente racional. Normalmente, uno se piensa lo que dice temiendo no dañar a los que están a su lado y realmente le importan. Y en algunos casos, hasta se piensa realizar sacrificios, y se permite dejar de lado sus preferencias para ceder en pos de gozar de la compañia de los seres queridos.

Pero en el fondo esas palabras horadan poco a poco el ánimo (bonita palabra, tan vacia de significado como precioso lo que nos quieren dar a entender) y todo se queda en aguantar el temporal, en capear la lluvia de palabras y pensar en que mañana volverá a salir el sol.

Una pelicula: La busqueda
Una canción: Una lluvia violenta y salvaje (Revolver) (Por el motivo de siempre, y aunque parezca que las cosas sean menores que antes, las formas siguen siendo las mismas. NO al Terrorismo sea de la forma que sea)