domingo, junio 20, 2004

40 años

En este finde apretado, en el que sólo hay baloncesto y baloncesto, me quedan siete días de curso a diez horas diarías, las cosas que ocurren a mi alrededor no dejan de tener vocabulario deportivo. Asi, lo que ocurre a mi alrededor es algo que tengo que vigilar con la visión marginal, ir de sitio en sitio distribución de espacios, intercambio de posiciones y reemplazar.

Lo más importante de este finde posiblemente, más allá del torneo del cole, el final de temporada, (Little Bob llevaba tiempo esperando este momento) y de que mis padres me dejaran casi solo en casa. La gran noticia era que mis padres cumplían 40 años de casados. Con dos cojones.

Me vuelvo a las clases, al baloncesto, y a las diez horas en el instituto.

Una canción: Noches de boda (Joaquin Sabina)