lunes, junio 28, 2004

Para eso hay que nacer

Decía Carlos Goñi en una canción que "sabes que no soy un heroe, para eso hay que nacer". Yendo en el metro, mientras leía uno de esos libros de subcultura que devoro, precisamente este, sentado enfrente mío había un niño de seis o siete años como mucho. El niño se ha quedado mirando el dibujo de la portada y le ha preguntado a la madre porque se peleaban.

La madre, primero le ha regañado por curiosear en las cosas de los demás, y después le ha dicho que serían heroes rescatando a princesas, o algún pueblo oprimido por parte de algún tirano o monstruo fantástico.

El niño para entonces ya había acaparado toda mi atención, más que la historia del libro. Ese tierno infante ha puesto cara seria, se ha concentrado, y le ha dicho muy solemne a su madre.

- "¿Sabes mama? Creo que no quiero ser heroe. Tiene que ser muy cansado y sufrirse mucho."

La madre ha visto mi sonrisa y le ha contestado que será lo que quiera ser. Ya tiene un paso andado. Sabe lo que no quiere ser.

Una canción: No va más (Revolver)