domingo, abril 10, 2005

.........

Llevo más de 24 horas para escribir este post. Y ni siquiera he podido decidir un título, ni lo que quiero contar. El hecho, el qué, es uno de esos casos entre mil millones, algo que sólo pasa en las películas, pero que como siempre, la realidad, la puta realidad no hace más que demostrar que del cine a la verdad no hay más que un debil paso.

Ahora viene la pregunta que se os pasa por la cabeza. ¿Que pasó?. Resumiendo y para que entreís en antecedentes. A un amigo le tienen que sacar las cuatro muelas del juicio. Le operan con anestesia general. La anestesia le hace reacción y entrada en parada cardiorrespiratoria. Quince minutos sin respirar y sin poder reanimarle. Al cuarto de hora lo logran pero el quillo no despierta y desde entonces está en coma. Los médicos no le dan esperanza. Al estar tanto tiempo sin oxígeno el cerebro lo más probable es que esté dañado, y en caso de salir del coma, se quedaría en estado vegetativo.

Como veís el qué, el como, el cuando y todo lo demás no es muy agradable. El primer pensamiento cuando me avisarón por email fue que era una broma, pero aún así, el sentimiento de intranquilidad creció y creció hasta que me lo confirmaron por teléfono.

Podría decir todas las cosas buenas que recuerdo de él, podría decir que llevó dos días lamentando y maldiciendo, mandando a la mierda todo, pero serviría de bastante poco. Hay un anunció en la radio que dice que ya hay un sitio donde ir para curar los dolores del alma, lastima que no escuche el nombre del sitio.