martes, mayo 22, 2007

Alergia.

Mes de mayo con las flores, estornudo por los rincones, me saco mocos a millones y me pongo de mala hostia. Y no es cuestión de que no duerma bien por las noches, o de que se me peguen las sabanas, o de que en el Metro rompa a sudar y me pase empapado todo el día, y es que Metro de Madrid vuela, tanto que el aire acondicionado se debió de quedar en cocheras.

Decía Carlos Goñi en uno de los últimos conciertos que una de sus pocas canciones positivas es Odio.



Quizá Odio sea una palabra demasiado dura para reflejar lo que generan ciertas acciones, comportamientos. Y no sé si será porque se me ha roto el coche, porqué me aburro, porque el filete de pollo me ha sentado mal, pero el caso es que estoy un poco hasta los cojones, de todo y de todos.

En momentos como este, a uno le gustaría ser como Sauron y sacudirse de un golpe y porrazo todo.

Y sí, puede que sea un mal día.

Para aprender un poquito... Sínodo