miércoles, abril 21, 2004

La primavera altera

Aprovecharé ahora que ya he terminado de comer, y preparar la comida a mi santa familia (crema de esparragos, espaguetis a la boloñesa, san jacobos y flan) para escribir largo y tendido sobre la primavera, aparte de acallar las críticas de cierto sector de mis lectores, que alegan cierta escasez de longitud en los posts. En vista de que no es un gran día para él, 6 fallos, 6, le daremos un post largo para compensarle, que ademas se me está quejando de que Little Bob le ha llamado algo malo en el comment del post anterior.

A ver, un post largo... El quijote.... Copiar, pegar.... Espera, espera, que esto iba de primavera.

Pues, eso. Ya está aqui la primavera, dicen el Corte Ingles, los anuncios, el hombre del tiempo y la escasez de centimetros en las minifaldas. Y es que a pesar de que desde que entre en el cole me dijeron que la primavera empezaba con la llegada del 21 de Marzo, que coincidia con no se que paso del trópico o no se cual. Eso es falso.

La primavera comienza el día en que las mujeres comienzan a llevar la falda más corta de lo habitual y no pasan frío. Y tampoco quiero que me llamen carca, vejestorio, ni nada parecido. Pero, las niñas de ahora enseñan mucho más que las de antes.

[Modo Abuelo Cebolleta ON] Y no es por nada jovenes lectores, pero una vez una época en este país, en los que las mujeres no llevaban tops ajustados, ni minifaldas, ni enseñando el tanga por encima de la cintura de los pantalones, cintura que con el paso del tiempo ha desaparecido. (Si quereís saber donde está la parte de ariba de los pantalones pulsad el siguiente enlace)[Modo Abuelo Cebolleta OFF]

Lo de la ropa es una señal de que los tiempos cambian, no os vayaís a pensar que soy un integrista islámico que quiero que vayan todas tapadas, (a poder ser que enseñen, y que enseñen mucho que las cosas bonitas son para admirarlas), igual que a ellas les gusta mirar a los tíos que pasean por la calle(que sí, que os gusta, si lo sabemos, por eso yo me tapo ;)). Decía que la escasez de centimetros de ropa debe tener que ver con la subida de precios. Porque hay cosas que estan claras... Si antes iban tapadas con metros y metros de tela, por que ahora si lo enseñan todo la ropa es más cara? Por los materiales.... está claro. Con esas telas que repelen el agua, los microbios... coño si hasta me repelen a mí, me ven llegar y se van....

Seguro que os preguntaís a que viene todo esto de la primavera. Sr. Gutierrez que le veo esa risita. No, no es por eso, no es que me haya convertido en un voyuer de la calle, ni a que me haya convertido a mis 27 años en un viejo verde (todo se andará chicos, sólo necesito más tiempo...) es simplemente porque yendo a la compra me he encontrado con la típica madre juvenil.

Botas de plataforma, minifalda del Zara, camisetita del mango apretada enseñando las lorzillas por los lados y brillantina en los ojos junto a un pañuelo en la cabeza sujetando la melena y tirando del carro con un par de barras de pan, un bote de fabada y dos bolsas de croquetas. Esta subespecie de la fauna de la calle suele ser de lo más pintoresco, ya que intenta parecerse a su hjija para crear lazos de complicidad con su carne de su carne, y al final lo que suele acabar logrando es que la gente la mire, la señale, la apunte con el dedo y a ella le importa un bledo (como debe ser. Alaska dixit)

Y claro cuando la he visto con la minifalda, por la calle, sin pinta de pasar frío (que tiene cojones, tanto sexo debil, sexo debil, y se pasan el invierno en minifalda enseñando las piernas) y sin ser una camarera de garito, (sabido es que las camareras tienen que ir sexys y provocativas todo el año, no entiendo para que si luego no te hacen caso), he pensado ya está aqui la primavera.

Para mí es una putada. Lo reconozco. Empiezo a llevar pantalones cortos sin bolsillos, para hacer deporte son inutiles, así que me toca llevar mochila para llevar las cosas, hace más calorcito y sudo, sudo, y sudo mucho, y lo que es peor me obligan a pensar.

Parece extraño no? La primavera me obliga a pensar... pues sí. En invierno no tengo tantas complicaciones, pero en verano me cuesta más decidir a quien le voy a entrar para que me digan que no. Y es que a mi no me vale cualquiera para que me rechacen. Tengo una reputación.

Dos canciones: Enamorado de la moda juvenil (Radio Futura) y Ya llego la primavera (Ismael Serrano)