martes, abril 27, 2004

Quemado 2

La quemazón abandona mi cuerpo lentamente. Ahora sé lo que sienten las salchichas, la pancetita que doro en la barbacoa. Esa sensación de abrasamiento, el calor, el malestar del roce de las camisetas. Las manos que siemrpe tocan donde no deben... ¡hombre, chaval, cuanto tiempo....! Grrrrr....

Lo divertido de quemarse no es precisamente el acto de quemarse en sí, que normalmente suele consistir en estar más tiempo del debido al sol, como un cangrejito sobre las piedras del río. Lo divertido realmente, suele ser para otros, que son los que se cachondean, los que te miran y dicen, jjoer tío, estás tan colorado que aprece que vas a estallar... o los que miran al cielo y exclaman, mira mira, cuantos pajaritos, seguro que son buitres que te ven tan colorado que piensan que te queda poco. Mirales ya están haciendo circulos.

Pero lo más divertido es que yo ya estoy quemado. A vosotros si que os queda poco.... JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA

Una canción: Donde quiera que estes (Malú)