sábado, diciembre 13, 2003

Miedo

El miedo es una sensación especial. Ese pánico a lo desconocido, a no saber lo que va a ocurrir, o directamente a las consecuencias de los actos.

Yo, lo reconozco, soy un miedoso. Me dan miedo los insectos, la oscuridad, las personas con un poder que escapa a su capacidad para usarlo, y así tantas y tantas cosas. Sí, es triste, pero vivimos en una cultura que prácticamente venera el miedo.

Sin ir más lejos. En este país aconfesional, donde todo el mundo dice que no practica el catolicismo, pero se siguen casando por la Iglesia, hasta la Leti, que se fue por lo civil y ahora de blanco (supongo que un poco manchado) y en Catedral. El caso es que ese Dios del amor, y del perdón, se pasa toda tu vida pidiendote que seas bueno, pero no por ser bueno en sí y hacer más felices a los demás, sino porque si no eres como te piden que seas, iras al infierno y tu alma se pudrirá con Mefistofeles y el resto de herejes, y claro tú que no sabes idiomas para hablar con los de la herejía y tampoco te apetece acabar como un pincho moruno, pues vas y eres bueno.

Es un caso extremo, pero ocurre con más cosas. El caso es vivir acojonado, por lo que sea. Y si me tomo un yogur caducado? Y si no le gusto a el/ella? Y si...

Una canción: Sin miedo (Rosana)