miércoles, enero 07, 2004

La aventura de la RENFE...

Me encanta el día 7 de enero. Es muy divertido. Todos dejan de comer fantasticas cenas a base de marisco, para pasarse a una dieta especial para perder X kilos en diez días. Luego a todos se les olvida esa amabilidad, buenas maneras y propositos pregonadas en Navidad y vuelven los gritos, los insultos y los parones en la RENFE a primera hora.

Año nuevo, parones viejos...

Una canción: Te estoy queriendo tanto (Siempre Así)