sábado, enero 10, 2004

La culpa es de los padres...

Posiblemente esta sea una de las frases más famosas del cine español, bueno, esa y la de las pajillas. Más que nada por que la de Peeeeedroooooooooooooooooo no sale en ninguna película, y antes que Penelope Cruz ya lo decía Heidi en su serie.

Antes de que penseís que soy un retrogado, o un antievolución de la gente y de la ropa, os recomendaría que os paseís una tarde de sábado, incluso un viernes puede valer, por la estación de Chamartín.

Allí hay una especie de discoteca donde aparecen todos los niños del norte de Madrid, y parte del extrarradio.

Ellos, con el clásico pelo power, jerseys polo de marca, deportivas Puma con las lengüetas por fuera y abombadas de forma antinatural. (Otra pose)

Ellas, monisimas, hiperdivinas, supermegaguays, todas de rosa, con su jersey de lana para el frio, el escotazo, la minifalda enseñando el culo y los calentadores. (Otra pose)

La culpa es de los padres... que les dejan disfrutar de la vida, como ellos no pudieron disfrutar.

Una canción: Enamorado de la moda juvenil (Radio Futura)