viernes, mayo 07, 2004

La fiesta

Cuando era más joven, más que ahora por supuesto, siempre veía con cierta envidia las pelis americanas con el tema de las fiestas. La fiesta de antiguos alumnos, la fiesta de graduación. Esas fiestas que llenaban el gimnasio del colegio, con grandes carteles colgados con preciosas leyendas tipo "Go Huskies" "Happy New Year 1973".

Una de las cosas que más me llamaban la atención era el bol de ponche. Litros y litros de ponche. La gente llegaba, cogía un vaso, se llenaba y todos bolingas....

El próximo día 22 en mi carcel/cole/instituto/prisión (tachese lo que no proceda) se va a celebrar una reunión de antiguos alumnos. No está mal volver a encontrarse con la gente años despues.

De todos modos hoy tenemos una previa. Si habeís seguido el enlace de arriba sin continuar leyendo, os habreis enterado que yo iba a un colegio religioso de una orden presente en todo el mundo. Una de sus obras es potenciar el desarrollo de comunidades en el tercer mundo.

No es que me importe, pero siempre he pensado que es más rentable y cómodo dedicarte a ayudar a los que tienes más cerca. Hay una ingente cantidad de personas que sufren, que no tienen nada que hacer, que no disponen de recursos, hay mucha gente anónima que a pesar de las apariencias necesitan ayuda.

Posiblemente sea yo el equivocado. A lo mejor lo bueno y lo útil sea dar para fuera, para no mirar lo malo que hay cerca.

Por si acaso yo iré a la fiesta, y pondre un granito de arena. Sólo tengo una duda, ¿habrá ponche?

P.S. Si alguien está interesado en ir, puede ver la localización en el enlace de arriba. Precios populares y esas cosas. Además tenemos pipas, caramelos, almendras garrapiñadas...

Una canción: África (La Unión)