jueves, noviembre 27, 2003

Aunque busques la suerte, ella corre más rápido

Existen verdades inmutables. Como 1+1=2, o si llueve y te cae encima te mojas. Luego estan las verdades que se convierten en reglas, facilmente reconocibles. Por qué? Por que se cumplen casi siempre pero en algun momento tienen la excepción... la excepción que confirma la regla, claro.

Y luego están las verdades de Bucci. Ya expuse en su día las que hacían referencia a los regalos de cumpleaños, y hoy me toca exponer las de las vacaciones. Bueno, de hecho solo expondré una.

Porque siempre que tengo vacaciones me tengo que poner malo??? Este suceso ha traido de cabeza a multiples científicos, pero si debo reconocer que existe alguien muy preocupado por este hecho es porque soy yo. Es curioso. Cuando era pequeñin y llegaban los puentes y todos mis amigos se iban de puentes al pueblo, a la playa o a la montaña, yo aprovechaba para cogerme un gripe sibilina de cinco días, o para pasar una gastroenteritis.


De pequeño mi mama siempre me decía (como a Forrest) que era porque como me gustaba tanto ir al cole (Je. Como a ella no la cargaban con la mochila, ni sus compañeros la copiaban los deberes, ni estaba recluida en una semicarcel de máxima seguridad, pues ella decía que me gustaba porque cuando me iba a recoger no me quería ir, algo que solía ser unas dos horas despues de salir de clases...) me ponía malo en vacaciones para no faltar... En fin... Amor de madre supongo.

O como este año en Mayo, que me rompi una muela el primer día del puente de Mayo, y el último día de ese mismo puente, que me atacó la varicela por tercera vez (Antes de que haya coñitas aclarar dos cosas... Sí, parecia un Ferrero Rocher. Y sí, también pica mucho. De hecho tengo fotos pero son desagradables. Ahi si que parecia un monstruo... pero de feo.. jeje)

El día antes de irme a Gijón en verano me hicieron una endodoncia y los primeros días en la ciudad asturiana fueron con dolores.

Y ahora diréis, que le pasa a este hombrecillo.

Pues estoy incubando la dichosa gripe. Tengo la garganta enrojecida, ahora tengo un poquito de fiebre, toso, tengo flemas, y más frio que siete viejas. Así que me voy a hacer fuerte en el sillón, con una manta, mucho cafe, y el mando a distancia antes de animar a Ferrero y compañia en su lucha por la ensaladera, mientras acompaño sus grititos con quejidos...

Una canción: El Niagara en bicicleta (Juan Luis Guerra)