miércoles, noviembre 26, 2003

Feliz falacia

Decía Nadine el otro día, que en Barcelona ya han encendido las luces de Navidad. Asi que hoy cuando he ido al cole a entrenar a mis niños y he visto las luces ya instaladas he pensado: "Oh cielos, otra vez la Navidad".

Lo reconozco, soy un tipo anti-Navidad. Pero además militante y ultra. Más que nada porque soy un recien llegado al frente anti-Navidad, y tengo que demostrar que soy más antiNavidad que nadie. Algo así como los nuevos ricos que tienen que dar las fiestas más in y más chachiguays de la ciudad para demostrar que son la milk y que molan seis euros (Nota del traductor: Mola mil en versión euros).

Soy un novato en esto de ser antiNavidad. Más menos unos cinco años. El porqué? Fácil. El resto del año no nos preocupamos del vecino, no quedamos con nadie, no hay tiempo para tomarse algo con los compañeros del trabajo, no hacemos un puto regalo, y oh, cielos, llega el 22 de Diciembre con su lotería, sus niños y sus 150.000 peseeeeeeeeeeeeetas, perdón 1000 euuros, y desde entonces vivimos en un mundo ideal, todos se preocupan de todos, ponen un triste pobre a su mesa, le dan cariño y amor a los más necesitados, y con eso viven felices para el resto del año.

Es algo así como la celebración del Día de la Madre, del Día de las Palomas Mensajeras, o el Dia de me pica un pie y me arrascó. Existen 365 días más a lo largo del año, (364 si no es bisiesto) para ser buenos, para compartir, para tener un detalle, para regalar una sonrisa o para ofrecer un pañuelo a quien esta llorando.

De todos modos, este año he decidido que si permitiré algo de espíritu navideño en mi vida. Será porque pasaré parte de las Fiestas fuera de casa trabajando, y me perderé los regalos de Reyes, la primera mitad de la Navidad si que seré bueno y me comportaré como un alegre elfo navideño.

P.S. Por si acaso, ya he hecho mi pedido a los Reyes, y creo que me han escuchado.

P.S.2. Y no ha sido una princesita, que bastante han tenido con encontrarle una al Principito. Feliz falacia.

Una canción: Volver a ser niño (Los Secretos)