sábado, noviembre 22, 2003

De vacaciones y por alusiones...

Llego el jueves, con otra visita al tanatorio (menudo añito llevamos), con la cena con los compis de la Uni suspendida, y tras un jueves malo vino un viernes que se antojaba tranquilo y facilón se convirtió en un día durillo. No me dio tiempo a postear ni el jueves, ni el viernes, asi que hoy tendremos ración doble, entre las cinco del viernes y este post.

Comentaba el otro día que ayer/hoy empezaba unas mini vacaciones hasta el día 11. Teniendo en cuenta que el comienzo no ha sido muy alla (tanatorio, marroncito...) y que los findes ya los tengo ocupados de por sí, pues hasta el lunes na de na.

Eso sí. Me he preparado un planning bastante minucioso y exhaustivo de lo que tengo que hacer. Tengo que visitar el Prado, el Museo Arqueológico, el Museo de la Ciudad y el Palacio Real. Cuatro sitios para diez días. Además de tener que ir a comprarme algo de ropa, libros, un par de DVD´s. No esta mal.

Decía Ari que si iba a abandonar el blog... Pues no. Para eso tengo la ADSL y además espero que ahora tenga más cositas que contar (al menos interesantes), incluso usare más mi camara digital que la tengo un poco abandonada.

Y Momo, por más que lo intente hay cosas que no se pueden cambiar. Me conformo con visitar uno solo de los sitios de arriba, de no caer en la rutina de la casa, de comprar el periódico y leerlo en el bar, y dejar pasar las tardes hasta la hora de entrenar a mis niños por la tarde. Me gustaría demostrarte que no soy tan vago como los demás, pero me da que soy el más vago de todos, y que no puedo ser maestro de nada ni de nadie. Ni siquiera de esos adolescentes acnéicos que forman mi equipo de baloncesto. (Eso es lo que entreno. ¿Enterada Ari? No te preocupes, yo tambien soy curioso. Por eso soy periodista ;))

Y con esto me despido. Por cierto hoy ya me he perdido dos cosas que tenía pensadas para hoy. Una era esta, y la otra esta. Y para mañana quería haber ido a ver este otro, pero si voy no podría jugar con mis amigos. Así que... mala suerte.

Una canción: El lado oscuro (Jarabe de Palo)
Anoche ví: Te doy mis ojos